Una gira por la increíble isla de Sicilia

Actualizado: 16 de sep de 2019


Recorrimos la isla durante once días en el mes de junio. Nos sorprendieron sus ciudades únicas, sus ruinas griegas, romanas, el arte barroco, árabe - normando y bizantino, admiramos sus volcanes y disfrutamos cada uno de esos días de su variada gastronomía. No tuvimos tiempo para conocer sus playas –teníamos que establecer prioridades- y hubiéramos necesitado más horas para empaparnos con calma de todos sus rincones.

Palermo – Monreale – Segesta - Erice – Selinunte - Agrigento - Villa romana del Casale – Caltagirone – Scicli – Modica – Ragusa - Noto - Siracusa Catania - Siracusa - Taormina - Randazzo (Etna) - Milazzo - Panarea – Stromboli – Cefalú- Palermo

Los mejores momentos:

Es difícil señalar los lugares que más nos gustaron. No dejéis de ver en Monreale, la Catedral de estilo normando, aunque en su construcción participaron artesanos sicilianos, árabes y bizantinos, con unos increíbles mosaicos, el famoso Pantocrator y su bello claustro; la Villa Romana del Casale, Patrimonio de la Humanidad, con sus increíbles mosaicos; la pequeña y elegante ciudad de Scicli, decorada con muy buen gusto, con árboles de aldelfas, llena de terrazas coquetas y señoriales edificios oficiales construidos con piedra amarilla clara al igual que sus calles, lo que le dan un aspecto muy luminoso; recorrer Siracusa y pasear por Ortigia.

Las mejores decisiones:

Destinar más de diez días de tus vacaciones a esta isla, que merece ser visitada con calma y no dejar sin ver sus rincones más emblemáticos. Aunque siempre está la opción de regresar. Y planear tu viaje en los meses menos concurridos, el mejor momento la primavera.

Una equivocación:

Es un error pensar que es posible comer a cualquier hora: las trattorias y restaurantes cierran a las 15 horas, a partir de ese momento solo puedes conseguir algún trozo de pizza al corte o panini en una “tabla calda”, y la diferencia es abrumadora.

Una buena experiencia:

Descansar de los recorridos del día en la terraza de alguna trattoria o restaurante y disfrutar de la increíble comida siciliana, fruto de la mezcla de diferentes culturas y de una excelente materia prima. Además, si eres dulcero, probar un “cannoli”, un dulce característico de la isla hecho de masa frita rellena con crema de queso ricota.


13 vistas

Viajes con Huella SL

c/Candamo N69 

Hoyo de Manzanares,Madrid.

info@tapionerviajes.com

(+34) 619100565

 

  • Google+ Clean
  • Twitter Clean
  • facebook

Contáctanos y crea tu propio viaje: